Encontrar un avión suspendido en el aire no es que sea algo muy común en los páramos de Castilla. Pero si te pasas por Antigüedad, podrás contemplar el Avión de combate F-4 Phantom II cedido por el Ejército del Aire al pueblo de Antigüedad.

Este gesto es un homenaje a los pilotos de todos los tiempos. Pero, en especial, a los hermanos César y Augusto Martín Campos, vecinos de Antigüedad que lucharon en la Guerra Civil, uno en cada bando.

Simplemente con observar la Villa desde lejos, lo primero que verás es un avión Phamtom. Colocado en lo más alto del pueblo, luce en un mirador en la carretera que une Antigüedad con Tabanera. ¿Quien dijo que era imposible volar en pleno Cerrato Palentino?

Deja un comentario