Esta exposición nace de la voluntad del Museo Nacional de Escultura de rescatar del olvido la figura de Ricardo de Orueta, un personaje clave en la historia de la defensa del patrimonio a comienzos de siglo XX en España, dándole a conocer en instituciones afines a su trayectoria.

En el caso de Palencia, más allá de sus estudios sobre el románico palentino y su ejercicio de protección del patrimonio local en casos tan emblemáticos como la gestión de los hallazgos procedentes de las primeras excavaciones en la necrópolis visigoda de Herrera de Pisuerga, o la denuncia de la venta clandestina de objetos artísticos en la capital, fue la declaración de más de cuarenta monumentos histórico-artísticos de la provincia bajo su mandato al frente de la Dirección General de Bellas Artes entre 1931 y 1933, lo que le vinculará para siempre al territorio palentino.

Por otra parte, el destino ha querido reunir en el mismo lugar, la antigua cárcel de Palencia, la figura de  Ricardo de Orueta y la de otro miembro destacado del grupo de intelectuales y creadores que formaron parte de la Edad de Plata de nuestra cultura: el poeta Miguel Hernández, quien estuvo recluido en ella dos meses, de septiembre a noviembre, de 1940.

Con esta exposición, el Museo Nacional de Escultura ha realizado un ejercicio de reciclaje de la exposición que dedicó a Ricardo de Orueta en 2014, comisariada por Miguel Cabañas y María Bolaños, mediante la reutilización de una gran parte de los soportes textuales y gráficos que la conformaron, enfatizando especialmente los aspectos relacionados con su defensa del patrimonio.

La itinerancia comenzó en octubre de 2015 en el I.E.S. Maestro Haedo de Zamora, y prosiguió en 2016 en las Facultades de Geografía e Historia de las Universidades de Salamanca y Complutense de Madrid, y la Fundación Sierra Pambley en 2017. En este recorrido, el I.E.S. Victorio Macho de Palencia recibió hace unos meses la invitación del Museo Nacional de Escultura para acoger la muestra. La pretensión de que la figura de Ricardo de Orueta y su labor tuvieran la mayor difusión posible impulsó la búsqueda, por parte del instituto, de un espacio expositivo más abierto que el de un centro educativo. Finalmente Lécrac atendió la propuesta que ahora se materializa. Se reúnen así otras dos figuras, Ricardo de Orueta y Victorio Macho, cuyas trayectorias personales se cruzaron estrechamente durante aquellos años de apasionado compromiso con la cultura. Ambos representan un noble modelo para los estudiantes de secundaria de Palencia que visitarán con sus profesores la exposición.

Lugar
Centro Cultural Lecrác
Avenida de Valladolid, 26
979 718 187

Horario de visitas
Del 9 al 30 de enero de 2018
Lunes a viernes de 9 a 22 horas;
Sábados de 9 a 14 y de 17 a 22;
Domingos de 11 a 14 horas

Precio
Entrada gratuita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.