Escondido entre la frondosidad del bosque y sobre el rumor del río Camesa se encuentra el puente de Rojadillo. Este puente de fábula, de origen Romano, cuenta con un único ojo de 9 metros de diámetro. Además, sobre el pasa una antigua calzada Romana que unía Herrera de Pisuerga (Pisoraca) con Cantabria.

Puedes llegar hasta este puente desde Valberzoso y desde Salcedillo.

Ruta desde Valberzoso
Esta ruta tiene una longitud total (ida y vuelta) de 5,86 km y es de dificultad baja.

Sal de Valberzoso por la carretera principal, en dirección a Cantabria. Una vez que entres en término regional de Cantabria, encontrarás una pista forestal a mano izquierda, tómala. Una vez en ella, cruza la verja. Si has venido hasta aquí en coche, apárcalo antes de cruzar la verja, sin obstaculizar el camino.

Esta pista forestal, que es la calzada romana, bordea la falda del bosque hacia el norte. Es un tranquilo y sencillo paseo entre robledales y hayedos que te conducirá hasta el puente. Una vez allí, puedes descender al río desde la zona derecha del puente. Ahora, simplemente disfruta de la fuerza natural de la Montaña Palentina.

Para volver al punto de inicio, deshaz el camino. En esta ocasión, te recomendamos disfrutar de la fauna, ya que podrás encontrar caballos, urogallos, zorros o corzos, entre otros. Si tienes tiempo, también puedes continuar tu paseo por la rivera del río Camesa, desde el puente de Rojadillo hacia aguas arriba. Encontrarás multitud de torrentes y cascadas. Cuando quieras, deshaz el camino de nuevo hasta Valberzoso.

Ver mapas, desnivel y track

anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.