La iglesia de Santa Eulalia, de orígen románico, que construida con la característica piedra rojiza local (típica piedra de Brañosera), aún se mantiene en pié tras ser volada en los sucesos revolucionarios de Octubre de 1934.

Su principal entrada no es la actual, sino que se encuentra a la derecha del actual acceso. En ella se puede observar el tejado coronado por siete canecillos ornamentados y la cornisa decorada con motivos propios de los escultores de Rebolledo de la Torre.

Las principales columnas del templo llevan capiteles zoomóficos. El de la izquierda representa la lucha entre un centauro y un dragón, y el de la derecha a dos leones enfrentados.

Sobre la portada encontramos un ventanal de medio punto, con la arquivolta decorada con motivos vegetales y capiteles elaborados.

Pero, sin duda alguna, si hay algo representativo de las iglesias románicas de la Montaña Palentina, incluida la iglesia de Santa Eulalia, es su espadaña, construida con doble vano de medio punto.

anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.