¡Si! El Canal de Castilla fue uno de los proyectos más importantes de ingeniería civil del siglo XVIII. Recorre parte de las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid. Por sus aguas navegaron barcazas, arrastradas por animales de carga.

¡Toda una revolución! Fue la solución al aislamiento al que estaba sometida la meseta castellano-leonesa. Y, de esta forma, poder exportar los excedentes agrarios de la región, que en su mayoría eran y son los cereales.

¡Fue todo un reto ingenieril! Un canal de 207 kilómetros en el que tuvieron que salvar un desnivel de 150 metros. Para ello construyeron un total de 49 esclusas, alguna de ellas… ¡cuádruples!, como la de Frómista o… ¡triples!, como la de Ribas de Campos.

¡Con forma de Y invertida! Son tres los ramales que forman el Canal de Castilla. El ramal Norte, desde su nacimiento en Alar del Rey hasta el Serrón (Grijota), donde se bifurca. El ramal Sur, desde la bifurcación del ramal en el Serrón, hasta Valladolid. Y el ramal de Campos, que comienza en el Serrón y sigue hasta Medina de Rioseco.

¡Un entorno único! Conocer el Románico Palentino, viajar en barca, disfrutar de la gastronomía y conocer sus puntos más emblemáticos, como Calahorra de Ribas, es una breve lista de todo lo que podrás descubrir junto al Canal de Castila en Palencia.

Deja un comentario